Un poco de Historia

A comienzos del año 1996 nace VIDALAC, con la idea de realizar un producto alimenticio de alta rotación. Se comenzó con la elaboración de un mono-producto: el queso rallado.

Aprovechando la ubicación estratégica que significa estar en la cuenca lechera del litoral argentino, donde se cuenta con las mejores razas de vacas y tambos con procesos automatizados, se buscó apostar a más y se comenzó con la industrialización de leche en polvo, dando lugar a la apertura de una planta industrial situada en la provincia de Entre Ríos; con 6000m2 de superficie y una gran versatilidad para desarrollar cualquier tipo de producto alimenticio en polvo a gran escala.

En el año 2015 se inaugura una segunda planta en el Parque Industrial de Sauce Viejo de la ciudad de Santa Fe, donde se lanzan las premezclas VIDASIN TACC.

A lo largo del tiempo, se pasó de una empresa Unipersonal a una Sociedad Anonima, acercándonos al camino de una gran empresa con todos los controles que se requieren, como así también contando con: 8000m2 de superficie operativa y una capacidad de 3500 toneladas mensuales; 11 líneas de producción absolutamente versátil, capaz de adaptarse a una gran variedad de productos; máquinas envasadoras con tecnología de última generación; brazos robóticos; una planta exclusiva generadora de gas inerte y un volumen de almacenamiento de 1000 posiciones rack y 500 posiciones plano. Por otro lado, a los fines de cumplimentar en tiempo y forma con nuestros compromisos comerciales, la empresa cuenta con una flota de camiones propios de gran capacidad que permite llegar a todo el país.

La administración y logística de las plantas se encuentran centradas en las modernas oficinas comerciales en el Puerto de la Ciudad de Santa Fe, siendo una ubicación estratégica ya que se hallan grandes empresas y compañías regionales.

GRUPO VIDALAC creció a pasos sostenidos reinvirtiendo en forma constante en infraestructura, maquinarias y herramientas.

ESTO ES VIDALAC, ESTO SOMOS!

El compromiso con el medio ambiente nos llevó a la creación de “Reserva de Vida”, una reserva de árbol nativo y fauna autóctona, en la provincia de Misiones, realizándose reforestaciones año tras año, llevados plantados, hasta el momento, un cuarto millón de árboles.

Esta acción es para compensar los residuos que se generan con la materia prima de los packaging de nuestros productos. En paralelo, los desechos internos de las plantas se reciclan al 100% en plantas recicladoras certificadas, quedando Vidalac enmarcada en lo que habitualmente se denomina como empresa “Línea Verde”, gracias a nuestra consciencia y cuidado del ambiente.